Los conductores jóvenes piden más sanciones por drogas y una tasa cero de alcohol

Un estudio asegura que los conductores de entre 18 y 29 años también están a favor de endurecer las sanciones por conducir usando el móvil. Los jóvenes lideran la reducción del número de fallecidos en carretera en los últimos diez años, según el estudio.

 

imagen

La mayoría de jóvenes de 18 a 29 años ve necesario endurecer las sanciones por conducir bajo los efectos de drogas y alcohol (más del 90%) y usando el móvil (86%); tres de cada cuatro creen que hay que reducir el límite de alcoholemia permitido y más de la mitad opina que, incluso, a cero.

Así lo refleja el informe ‘Jóvenes y seguridad vial’ elaborado tras dos mil encuestas a jóvenes conductores de dichas edades, que ha presentado este jueves la Fundación Mapfre y que destaca que también están de acuerdo en que haya más castigos por no ponerse el cinturón de seguridad y sillitas infantiles (84%) y por no cumplir las señales de velocidad (81%).

El estudio subraya que los jóvenes lideran la reducción más significativa en el número de fallecidos por siniestralidad vial en los últimos diez años, al pasar de 1.500 al año a más de 400 en cada uno de los dos últimos, un 75% menos, si bien esta tendencia se ha roto en los tres últimos ejercicios y en 2016 ha repuntado un 4%.

El trabajo refleja que siete de cada diez jóvenes se considera “buen conductor” y que en su mayoría son conscientes de que entre los riesgos de accidente más frecuentes están el consumo de alcohol (lo destaca el 92%) y drogas (87%), así como superar la velocidad permitida (85%), conducir cansado (74%) y hablar por el móvil (70%).

Coinciden además en la necesidad de disponer de tecnologías innovadoras de seguridad vial como el sistema que detecta que el conductor está bajo los efectos del alcohol (92%) y cajas negras (90%), así como limitadores de velocidad que impidan exceder los máximos establecidos (74%).

Anuncios

Crece el número de bebés con síndrome alcohólico fetal

Se calcula que en Euskadi pueden nacer cincuenta niños al año con este problema aunque no haya diagnóstico.

 

Cualquier consumo de alcohol en el embarazo resulta perjudicial.

Cualquier consumo de alcohol en el embarazo resulta perjudicial. (N.G.)

Bilbao – Las adopciones internacionales y el creciente consumo de alcohol -se calcula que más del 10% de las embarazadas consume bebidas alcohólicas durante la gestación- incide en el aumento del número de niños con síndrome alcohólico fetal (SAF). De hecho, cada año nacen en el mundo 119.000 bebés con este síndrome, según han constado desde el Centro de Adicción y Salud Mental de Canadá, que ha realizado uno de los primeros informes sobre esta patología. El cúmulo de casos de niños adoptados con estos síntomas dio la voz de alerta en Catalunya y ha hecho aflorar una bolsa de pacientes no detectados porque habían sido mal diagnosticados.

Pese a que la mayoría de los casos proviene de adopciones de países del Este, principalmente Rusia y Ucrania, en Europa la cifra de bebés con el síndrome también crece. En el Estado, ya lo padecen dos de cada mil. Con estas cifras en la mano, casi cincuenta recién nacidos vascos podrían sufrir el síndrome alcohólico fetal aunque no siempre se diagnostica desde su inicio.

alteraciones Y es que tomar bebidas alcohólicas durante el embarazo puede generar alteraciones neurológicas y físicas en el feto. Se trata de un paraguas de dolencias conocidas como trastornos de espectro alcohólico fetal. De ellas, el síndrome de alcoholismo fetal (SAF) es el más grave. No en vano, la exposición prenatal al alcohol es la principal causa conocida de retraso mental en el mundo occidental ya que produce daños irreversibles en el sistema nervioso central. Se ha demostrado clínicamente que la ingesta de alcohol por parte de una mujer embarazada destruye el 30% de las células del cerebro de un neonato.

La doctora Nuria Gómez Barros explica que, entre los síntomas se encuentran malformaciones morfológicas (especialmente defectos cráneo-faciales), o retraso en el crecimiento. Pero también sufren alteraciones cognitivas, conductuales, de socialización y de aprendizaje, así como “dificultades en habilidades diarias y relaciones sociales”.

Este síndrome se constituye, además, como la principal causa de defectos físicos y mentales de nacimiento que incluso supera a los del síndrome de Down y la espina bífida. Además llega a generar anormalidades más graves que las que pueden causar drogas como heroína, cocaína o marihuana. Con el agravante de que las secuelas del alcohol se manifiestan al poco de nacer, pero se mantienen de por vida. Sin embargo, en torno al 10% de mujeres de todo el mundo beben alcohol durante el embarazo. Y más del 40% lo hacen durante el primer mes de gestación.

La profesora Svetlana Popova, del Centro de Adicción y Salud Mental de Toronto, y varios científicos examinaron 24 estudios que incluían a 1.416 niños y jóvenes diagnosticados con el trastorno del espectro alcohólico fetal, concluyendo que la prevalencia global de este espectro entre niños y jóvenes es de alrededor de ocho de cada mil en la población general. Asimismo pusieron de manifiesto que una de cada trece mujeres embarazadas que consumieron alcohol dio a luz a un niño con FASD.

ADOPCIONES EN JAQUE La detección de un elevado número de pequeños adoptados en Catalunya en el conocido como cinturón del vodka ha puesto en jaque la adopción proveniente de varios países. Ahora, el Hospital del Mar, el Vall d’Hebron y el Hospital Sant Joan de Déu intentarán determinar en un estudio pionero cuál es la incidencia del problema en esta región que ha adoptado desde 1998 cerca de 5.000 niños de estos países.

El subdirector de Drogodependencias de Catalunya, Joan Colom, aseguró que el SAF “es una preocupación que viene de lejos”, pero existe un problema de diagnóstico. De hecho, en el año 2011, los hospitales catalanes solo reportaron dos casos cuando la sospecha es que son muchos más.

Los problemas que causa el alcohol en el embarazo están por concretar en toda su dimensión. Sin embargo, según el instituto canadiense, “el feto es particularmente vulnerable al consumo materno, debido a la eliminación ineficiente y a la exposición prolongada. El alcohol se elimina del compartimento fetal con una tasa de solo el 3 al 4%, respecto de la tasa materna”. Además, según aclaran los investigadores, “gran parte del alcohol se excreta por el feto en el líquido amniótico y se recicla a través de la deglución fetal del líquido amniótico y la absorción intramembranosa.

Perfiles

Síntomas. Los casos más leves presentan solo características faciales o solo problemas conductuales, o cognitivos.

cara y cruz

Los países con mayor consumo de alcohol durante el embarazo son Rusia, Reino Unido, Dinamarca, Bielorrusia e Irlanda. Europa también presenta una prevalencia 2,6 más elevada de SAF que el promedio mundial.

Los países con un consumo de alcohol más bajo por parte de las embarazadas y menor número de casos de SAF se hallan en las regiones del Mediterráneo oriental y del sudeste asiático.

estadística

40%

Se calcula que más del 40% de las mujeres del Estado español toman alcohol durante su primer mes de embarazo. Un 10% lo ingiere durante toda la gestación.

Las sobredosis no frenan el consumo de opiáceos

Las sobredosis no frenan el consumo de opiáceos

Un estudio de la Universidad de Pittsburgh (EEUU) ha evidenciado que el consumo de opiáceos no disminuye una vez se ha superado una sobredosis, dado que los investigadores “apenas” han observado ligeros aumentos en el uso de tratamiento asistido por medicamentos para frenar la adicción.

 

imagen

Un estudio de la Universidad de Pittsburgh (EEUU) ha evidenciado que el consumo de opiáceos no disminuye una vez se ha superado una sobredosis, dado que los investigadores “apenas” han observado ligeros aumentos en el uso de tratamiento asistido por medicamentos para frenar la adicción.

En esta línea, se descubrió que cualquier prescripción de este tratamiento (un cóctel conocido como MAT que consta de buprenorfina, naltrexona -ambos sintetizados a partir de la tebaína- y metadona -opioide sintético-) disminuyó después de haber superado esta. Así, en el caso de la heroína, la prescripción pasó de un 43,2 por ciento antes de la sobredosis a un 39,7 por ciento después; mientras que en el caso de los opiáceos prescritos, como morfina, codeína o tebaína, fue de un 66,1 por ciento a un 59,6 por ciento.

En el estudio, cuyos resultados fueron publicados en la revista ‘JAMA’, se analizaron a 6.013 pacientes de 12 a 64 años de Pensilvania (EEUU) afiliados al Medicaid -un programa para el cuidado de la salud en personas de bajos ingresos- con sobredosis ocurridas desde 2008 hasta 2013 (2.068 por heroína y 3.945 por opiáceos prescritos), para comparar el consumo y la duración del uso de estas sustancias con receta y las tasas de tratamiento asistido antes y después de la sobredosis.

El porcentaje de afiliados con una duración de 90 días o más de prescripción de opiáceos disminuyó en el grupo de heroína (del 10,5 al 9%) y en el grupo de opiáceos recetados (del 32,5 al 28,3%). Por su parte, el uso del combinado de medicamentos aumentó después de la sobredosis de heroína de 29,5 a 33 por ciento y después de la de opioides prescritos de 13,5 a 15,1 por ciento.

Por todo ello, los expertos han incidido en la importancia que tiene que los pacientes reciban atención médica, pues esta “reduce el riesgo de sobredosis, incluyendo notificaciones a los médicos para aquellos tratados por sobredosis y la distribución de naloxona por parte del departamento de urgencias”.

Nuevos datos de la alteración cerebral que causa el consumo de alcohol en jóvenes

Investigadores de la Universidad de Finlandia Oriental y el Hospital Universitario de Kuopio han descubierto que el consumo continuado de alcohol durante la adolescencia altera la excitabilidad cortical y la conectividad funcional del cerebro.

 

imagen

Nota: artículo original publicado en www.infosalus.com

Investigadores de la Universidad de Finlandia Oriental y el Hospital Universitario de Kuopio han descubierto que el consumo continuado de alcohol durante la adolescencia altera la excitabilidad cortical y la conectividad funcional del cerebro.

Las alteraciones, según cuentan en un artículo publicado en la revista ‘Addiction Biology’ , se observaron en adolescentes física y mentalmente sanos que, aunque bebían mucho, no cumplían con los criterios diagnósticos para un trastorno por abuso de sustancias.

La investigación forma parte de un estudio de adolescentes y alcohol que analizaba los efectos del consumo abusivo en la actividad eléctrica y la excitabilidad de la corteza, realizado a partir de un seguimiento a 27 jóvenes de 13 a 18 años que habían sido bebedores intensos a lo largo de su adolescencia y otros 25 sujetos de edad, sexo y nivel educativo similar que nunca habían probado el alcohol, que fueron utilizados como grupo control.

Cuando los participantes tenían entre 23 y 28 años, la actividad cerebral de los participantes se analizó mediante estimulación magnética transcraneal y un electroencefalograma realizados de forma simultánea.

En la primera prueba, los pulsos magnéticos se dirigen a la cabeza para activar las células neuronales corticales, son seguros y no conllevan ningún dolor. Además, el método permite analizar cómo diferentes regiones de la corteza responden a la estimulación eléctrica y cuáles son las conectividades funcionales entre las diferentes regiones. E indirectamente, el método también hace posible analizar la transmisión química, es decir, la función de mediador.

Los efectos del consumo de alcohol a largo plazo no se han estudiado nunca antes entre los adolescentes de esta manera, y los resultados revelaron que la respuesta cortical a la prueba fue más fuerte entre los consumidores de alcohol.

Además, demostraban una mayor actividad eléctrica general en la corteza así como una mayor actividad asociada con el ácido gamma-aminobutírico (GABA), un sistema de neurotransmisión. También hubo diferencias entre los grupos en cómo esta actividad se extendió a las diferentes regiones del cerebro.

Estudios previos

Investigaciones previas han demostrado que, a largo plazo, el consumo de alcohol altera la función del sistema de neurotransmisión GABA, encargado de inhibir el cerebro y la función del sistema nervioso central y conocido por desempeñar un papel clave en la ansiedad, la depresión y otros trastornos neurológicos.

En concreto, el estudio encontró que el consumo del alcohol causó alteraciones significativas en la neurotransmisión eléctrica y química entre los participantes del estudio, aunque ninguno de ellos cumplió los criterios diagnósticos de un trastorno por abuso de sustancias.

Por otra parte, en un estudio anterior realizado en la Universidad de Finlandia Oriental se observó un adelgazamiento cortical en aquellos jóvenes que habían sido bebedores durante toda su adolescencia, lo que podría deberse a que el cerebro está todavía está en desarrollo.

El consumo de alcohol, internet, las redes y los horarios, principales preocupaciones de los padres, según un estudio

El consumo de alcohol en menores de edad, el uso de internet en general y de las redes sociales en particular y los horarios de salidas, son las principales preocupaciones de los padres y madres en España según un estudio realizado por Gad3 para The Family Watch a partir de 600 encuestas tel

imagen

El consumo de alcohol en menores de edad, el uso de internet en general y de las redes sociales en particular y los horarios de salidas, son las principales preocupaciones de los padres y madres en España según un estudio realizado por Gad3 para The Family Watch a partir de 600 encuestas telefónicas.

Se trata del Barómetro de la Familia que la organización elabora por sexto año consecutivo y que ha sido difundido este lunes en una rueda de prensa por la portavoz de The Family Watch, María José Olesti; el presidente de Gad3, Narciso Michavila; la jurista de la organización Sonsoles Vidal y el secretario del Patronato de la Fundación Madrid Vivo, que patrocina el estudio, Carlos de la Mata.

¿QUE HAY DETRAS DEL RUBIFEN O CONCERTA?

El rubifen , o concerta, nombres con los que se comercializa en España el metilfedinato, esta clasificado por la administración para el control de estupefacientes de EE.UU. como un narcótico de clase II: la misma clasificación que la cocaína, la morfina y las anfetaminas. Los adolescentes la usan por su efecto estimulante.

Aunque el rubifen(concerta) se usa como droga recetada, pueden tener graves efectos secundarios incluyendo nerviosismo, insomnio, anorexia(desordenes alimenticios). cambios en el pulso, problemas de corazón y perdida de peso. Los fabricantes dicen que la droga causa dependencia.

En junio de 2005, la administración de alimentos y drogas de EEUU.publico una serie de consejos de salud publica que advertían que tanto el metilfedinato (distribuida en España como rubifen ) y concerta(ritalin en EE.UU.) como sus drogas hermanas pueden causar alucinaciones visuales, pensamientos suicidas, comportamiento psicótico, así como comportamiento agresivo o violento.

Un escritor lo dijo de esta manera: “A los padres nunca se les dice: ‘A, por cierto, de vez en cuando un chico muere por tomas sus medicinas recetadas’, o por cierto , los niños que toman medicinas recetadas tienen el doble de probabilidades de engancharse a las drogas, o por cierto, un tercio de los chicos que toman estas medicinas desarrollan síntomas de comportamiento obsesivo y compulsivo en el primer año.

¿DONDE SE ENCUENTRA?

Desafortunadamente , el rubifen y el tipo de drogas prescritas para “tratar”  la hiperactividad pueden ser encontrados casi en cualquier parte. Si estas en el colegio o la universidad, probablemente tienes un gran abastecimiento a mano , con traficantes ansiosos de sacar un beneficio de ti.

En algunos colegios , hasta el 20% de los estudiantes toman drogas regularmente. La administración para el control de estupefacientes de EE.UU.  encontró que muchos colegios tenían mas de esta droga que las propias farmacias del vecindario.

EL COMIENZO DEL ENGANCHE AL CONCERTA

Parece tan simple al principio. Un estudiante se queda un poco atrasado en sus estudios. Un examen se presenta y necesita prepararse. Tendrá que estar levantado hasta tarde si quiere pasar el examen. El café le pone nervioso, pero muchos de sus amigos usan estas píldoras para obtenerla energía extra que necesitan.¿Por que no?. Unos cuantos euros ; una pastilla, una noche entera de estudio; un sentimiento de “concentración”.

Eso quizás sea donde empieza , pero muy a menudo no es donde acaba. Algunos estudiantes muelen el ritalin y lo esnifan como la cocaína para tener una absorción mas rápida. “Te mantiene despierto durante horas “, dijo uno de ellos.

Y así es como la cocaína o cualquier otro estimulante, ese agradable “subidón” es inevitablemente seguido de un “bajón”, un sentimiento de fatiga, depresión y un estado de alerta disminuido. Un estudiante que toma aderal , otro estimulante que se consume ampliamente en los campus universitarios, relato queen un estado de “casi claridad” se volvió un estado “pasado y estrellado” al día siguiente. Como consumidor dijo: Normalmente después de me da un bajón de tipo coma”. Y por supuesto el consumidor sabe que tomar otra de esas píldoras acabaría con ese estado de bajón , por lo que vuelve a consumir , y así va.

Ahi tenemos a un chico enganchado por completo a estos fármacos, haciéndole muy difícil dejarlo y aumentando así su tolerancia y dependencia a estas sustancias.

 

 

 

LOS PELIGROS DEL LSD

¿QUE ES ES LSD? Es uno de los productos químicos mas potentes y capaces de cambiar el humor.Se manufactura a partir del ácido lisergico, que se encuentra en el cornezuelo, un hongo que crece en el centeno y otros granos.

Se produce en forma de cristales en laboratorios ilegales, principalmente en estados unidos. Esos cristales se convierten en liquido para distribuirlo. Es inodoro,  incoloro y tiene un ligero sabor amargo.

Conocido como “ácido” y con muchos otros nombres, el LSD se se vende en la calle en pequeñas tabletas”micropuntos” o “tripis”.A veces se añada al papel secante, que entonces se divide en cuadros pequeños decorados con diseños o personajes de historietas.Ocasionalmente se vende en forma liquida.Pero sin importar en que forma este, el LSD conduce a quien lo consume al mismo lugar:una severa desconexion de la realidad.

Los consumidores de LSD llaman “viaje” a una experiencia con LSD, que tipicamente dura unas doce horas. Las reacciones adversas se llaman “viajes malos”, nombre apropiado para una muestra de un infierno viviente.

Se le conoce con muchos nombres; micropunto, batman. panoramix, simpsom, ajos , tripis ….pero todos ellos vienen a ser lo mismo , ácido lisergico , dependiendo de la concentración de esta sustancias pueden ser mas o menos peligrosos .

” A los 16 años conocí una droga que consumí durante mas de tes años: el LSD. Lo que no sabia que era uno de los alucinógenos mas potentes que existen. La droga venia en un pequeño pedazo de papel no mayor que el dedo indice y se llamaba secante. Quince minutos después de ponerme el papel en la lengua empece a sentir que el cuerpo se me calentaba , empezaba a sudar y unos escalofríos recorrían mi espina dorsal.Otra reacciones que experimente mientras tomaba esta droga incluían pupilas dilatadas, nauseas y carne de gallina. Mientras estaba drogado sentía como si todas las percepciónes ; visuales , auditivas, se distorsionaran de manera extraña sintiendo verdaderamente perder el el control de mi cuerpo y de mi mente; estaba bajo el dominio de la droga.”

¿CUALES SON LOS RIESGOS DEL LSD?

Los efectos del LSD son impredecibles. Dependen mucho de la cantidad tomada, el humor de la persona y su personalidad, y del entorno en que se tome la droga. Es como una tirada de dados: un viaje acelerado y distorsionado o un serio bajón paranoico.

Normalmente, los primeros efectos del LSD se experimentan unos 30 minutos después de haber ingerido la droga. A menudo, las pupilas se dilatan. La temperatura corporal puede subir o bajar, mientras aumentan o disminuyen la presión sanguínea y el ritmo cardíaco. Es común sudar o tener escalofríos.

Los consumidores de LSD a menudo experimentan perdida de apetito, insomnio, sequedad en la boca y temblores. Los cambios visuales están entre los efectos mas comunes:el consumidor puede llegar a estar fijado en la intensidad de ciertos colores.

También se experimentan cambios de humor extremos, desde una “dicha” desconcertada realidad hasta un intenso terror. Lo peor es que quienes consumen LSD no pueden decir que sensaciones crea esta droga y cuales son parte de la realidad.

Algunos consumidores de esta droga se quedan atrapados en esa otra realidad incapaces de distinguir  lo que es real de lo que no.