Los conductores jóvenes piden más sanciones por drogas y una tasa cero de alcohol

Un estudio asegura que los conductores de entre 18 y 29 años también están a favor de endurecer las sanciones por conducir usando el móvil. Los jóvenes lideran la reducción del número de fallecidos en carretera en los últimos diez años, según el estudio.

 

imagen

La mayoría de jóvenes de 18 a 29 años ve necesario endurecer las sanciones por conducir bajo los efectos de drogas y alcohol (más del 90%) y usando el móvil (86%); tres de cada cuatro creen que hay que reducir el límite de alcoholemia permitido y más de la mitad opina que, incluso, a cero.

Así lo refleja el informe ‘Jóvenes y seguridad vial’ elaborado tras dos mil encuestas a jóvenes conductores de dichas edades, que ha presentado este jueves la Fundación Mapfre y que destaca que también están de acuerdo en que haya más castigos por no ponerse el cinturón de seguridad y sillitas infantiles (84%) y por no cumplir las señales de velocidad (81%).

El estudio subraya que los jóvenes lideran la reducción más significativa en el número de fallecidos por siniestralidad vial en los últimos diez años, al pasar de 1.500 al año a más de 400 en cada uno de los dos últimos, un 75% menos, si bien esta tendencia se ha roto en los tres últimos ejercicios y en 2016 ha repuntado un 4%.

El trabajo refleja que siete de cada diez jóvenes se considera “buen conductor” y que en su mayoría son conscientes de que entre los riesgos de accidente más frecuentes están el consumo de alcohol (lo destaca el 92%) y drogas (87%), así como superar la velocidad permitida (85%), conducir cansado (74%) y hablar por el móvil (70%).

Coinciden además en la necesidad de disponer de tecnologías innovadoras de seguridad vial como el sistema que detecta que el conductor está bajo los efectos del alcohol (92%) y cajas negras (90%), así como limitadores de velocidad que impidan exceder los máximos establecidos (74%).

Anuncios

Nuevos datos de la alteración cerebral que causa el consumo de alcohol en jóvenes

Investigadores de la Universidad de Finlandia Oriental y el Hospital Universitario de Kuopio han descubierto que el consumo continuado de alcohol durante la adolescencia altera la excitabilidad cortical y la conectividad funcional del cerebro.

 

imagen

Nota: artículo original publicado en www.infosalus.com

Investigadores de la Universidad de Finlandia Oriental y el Hospital Universitario de Kuopio han descubierto que el consumo continuado de alcohol durante la adolescencia altera la excitabilidad cortical y la conectividad funcional del cerebro.

Las alteraciones, según cuentan en un artículo publicado en la revista ‘Addiction Biology’ , se observaron en adolescentes física y mentalmente sanos que, aunque bebían mucho, no cumplían con los criterios diagnósticos para un trastorno por abuso de sustancias.

La investigación forma parte de un estudio de adolescentes y alcohol que analizaba los efectos del consumo abusivo en la actividad eléctrica y la excitabilidad de la corteza, realizado a partir de un seguimiento a 27 jóvenes de 13 a 18 años que habían sido bebedores intensos a lo largo de su adolescencia y otros 25 sujetos de edad, sexo y nivel educativo similar que nunca habían probado el alcohol, que fueron utilizados como grupo control.

Cuando los participantes tenían entre 23 y 28 años, la actividad cerebral de los participantes se analizó mediante estimulación magnética transcraneal y un electroencefalograma realizados de forma simultánea.

En la primera prueba, los pulsos magnéticos se dirigen a la cabeza para activar las células neuronales corticales, son seguros y no conllevan ningún dolor. Además, el método permite analizar cómo diferentes regiones de la corteza responden a la estimulación eléctrica y cuáles son las conectividades funcionales entre las diferentes regiones. E indirectamente, el método también hace posible analizar la transmisión química, es decir, la función de mediador.

Los efectos del consumo de alcohol a largo plazo no se han estudiado nunca antes entre los adolescentes de esta manera, y los resultados revelaron que la respuesta cortical a la prueba fue más fuerte entre los consumidores de alcohol.

Además, demostraban una mayor actividad eléctrica general en la corteza así como una mayor actividad asociada con el ácido gamma-aminobutírico (GABA), un sistema de neurotransmisión. También hubo diferencias entre los grupos en cómo esta actividad se extendió a las diferentes regiones del cerebro.

Estudios previos

Investigaciones previas han demostrado que, a largo plazo, el consumo de alcohol altera la función del sistema de neurotransmisión GABA, encargado de inhibir el cerebro y la función del sistema nervioso central y conocido por desempeñar un papel clave en la ansiedad, la depresión y otros trastornos neurológicos.

En concreto, el estudio encontró que el consumo del alcohol causó alteraciones significativas en la neurotransmisión eléctrica y química entre los participantes del estudio, aunque ninguno de ellos cumplió los criterios diagnósticos de un trastorno por abuso de sustancias.

Por otra parte, en un estudio anterior realizado en la Universidad de Finlandia Oriental se observó un adelgazamiento cortical en aquellos jóvenes que habían sido bebedores durante toda su adolescencia, lo que podría deberse a que el cerebro está todavía está en desarrollo.

El consumo de alcohol, internet, las redes y los horarios, principales preocupaciones de los padres, según un estudio

El consumo de alcohol en menores de edad, el uso de internet en general y de las redes sociales en particular y los horarios de salidas, son las principales preocupaciones de los padres y madres en España según un estudio realizado por Gad3 para The Family Watch a partir de 600 encuestas tel

imagen

El consumo de alcohol en menores de edad, el uso de internet en general y de las redes sociales en particular y los horarios de salidas, son las principales preocupaciones de los padres y madres en España según un estudio realizado por Gad3 para The Family Watch a partir de 600 encuestas telefónicas.

Se trata del Barómetro de la Familia que la organización elabora por sexto año consecutivo y que ha sido difundido este lunes en una rueda de prensa por la portavoz de The Family Watch, María José Olesti; el presidente de Gad3, Narciso Michavila; la jurista de la organización Sonsoles Vidal y el secretario del Patronato de la Fundación Madrid Vivo, que patrocina el estudio, Carlos de la Mata.

¿QUE HAY DETRAS DEL RUBIFEN O CONCERTA?

El rubifen , o concerta, nombres con los que se comercializa en España el metilfedinato, esta clasificado por la administración para el control de estupefacientes de EE.UU. como un narcótico de clase II: la misma clasificación que la cocaína, la morfina y las anfetaminas. Los adolescentes la usan por su efecto estimulante.

Aunque el rubifen(concerta) se usa como droga recetada, pueden tener graves efectos secundarios incluyendo nerviosismo, insomnio, anorexia(desordenes alimenticios). cambios en el pulso, problemas de corazón y perdida de peso. Los fabricantes dicen que la droga causa dependencia.

En junio de 2005, la administración de alimentos y drogas de EEUU.publico una serie de consejos de salud publica que advertían que tanto el metilfedinato (distribuida en España como rubifen ) y concerta(ritalin en EE.UU.) como sus drogas hermanas pueden causar alucinaciones visuales, pensamientos suicidas, comportamiento psicótico, así como comportamiento agresivo o violento.

Un escritor lo dijo de esta manera: “A los padres nunca se les dice: ‘A, por cierto, de vez en cuando un chico muere por tomas sus medicinas recetadas’, o por cierto , los niños que toman medicinas recetadas tienen el doble de probabilidades de engancharse a las drogas, o por cierto, un tercio de los chicos que toman estas medicinas desarrollan síntomas de comportamiento obsesivo y compulsivo en el primer año.

¿DONDE SE ENCUENTRA?

Desafortunadamente , el rubifen y el tipo de drogas prescritas para “tratar”  la hiperactividad pueden ser encontrados casi en cualquier parte. Si estas en el colegio o la universidad, probablemente tienes un gran abastecimiento a mano , con traficantes ansiosos de sacar un beneficio de ti.

En algunos colegios , hasta el 20% de los estudiantes toman drogas regularmente. La administración para el control de estupefacientes de EE.UU.  encontró que muchos colegios tenían mas de esta droga que las propias farmacias del vecindario.

EL COMIENZO DEL ENGANCHE AL CONCERTA

Parece tan simple al principio. Un estudiante se queda un poco atrasado en sus estudios. Un examen se presenta y necesita prepararse. Tendrá que estar levantado hasta tarde si quiere pasar el examen. El café le pone nervioso, pero muchos de sus amigos usan estas píldoras para obtenerla energía extra que necesitan.¿Por que no?. Unos cuantos euros ; una pastilla, una noche entera de estudio; un sentimiento de “concentración”.

Eso quizás sea donde empieza , pero muy a menudo no es donde acaba. Algunos estudiantes muelen el ritalin y lo esnifan como la cocaína para tener una absorción mas rápida. “Te mantiene despierto durante horas “, dijo uno de ellos.

Y así es como la cocaína o cualquier otro estimulante, ese agradable “subidón” es inevitablemente seguido de un “bajón”, un sentimiento de fatiga, depresión y un estado de alerta disminuido. Un estudiante que toma aderal , otro estimulante que se consume ampliamente en los campus universitarios, relato queen un estado de “casi claridad” se volvió un estado “pasado y estrellado” al día siguiente. Como consumidor dijo: Normalmente después de me da un bajón de tipo coma”. Y por supuesto el consumidor sabe que tomar otra de esas píldoras acabaría con ese estado de bajón , por lo que vuelve a consumir , y así va.

Ahi tenemos a un chico enganchado por completo a estos fármacos, haciéndole muy difícil dejarlo y aumentando así su tolerancia y dependencia a estas sustancias.

 

 

 

¿QUIERES IR DE FIESTA DE VERDAD?

Nuria era como muchos de los chicos que van a las fiestas rave. Deseaba escapar de sus problemas y pasar un buen rato y planeo estar de fiesta toda la noche con algunos amigos. Uno de ellos tenia una botella de éxtasis liquido en el coche, de modo que todos ellos decidieron tomar un poco. Pronto la droga empezó a tomar el control. Nuria bailo , bailo y bailo , forzándose a si misma mas allá de sus limites habituales. Tal y como una de sus amigas dijo mas tarde en un reporte policial: “Nuria no sentía nada”.

La mañana siguiente , Nuria estaba muerta. La causa : envenenamiento por  drogas(éxtasis).

“Pero eso no me pasara a mi”, pensaras.

Quizá no. Pero, ¿de verdad quieres arriesgarte?

¿QUE ES EL EXTASIS?

El éxtasis fue desarrollad originalmente por la empresa farmacéutica Merck en 1912. En su forma original, el éxtasis se fabrico a partir de MDMA, una droga psicoactiva que posee las mismas propiedades estimulantes que la metanfetamina. La MDMA la uso en 1953 el ejercito de los estados unidos en test de guerra psicológica, y volvió a surgir en la década de 1960 como medicamento de psicoterapia para “disminuir inhibiciones”. No fue sino hasta la década de 1970 que la MDMA  apareció como droga para fiestas.

Desde finales de la década de 1980 , el éxtasis se ha vuelto un termino de “marketing” que engloba a otras drogas, el cual usan quienes venden dogas “tipo éxtasis” que pueden , de hecho, contener muy poco o nada de MDMA en absoluto. y aunque el MDMA en si pude producir efectos perjudiciales adversos, lo que hoy se llama éxtasis puede contener una amplia mezcla de sustancias, desde MDA, MDE ,heroína, cocaína,  anfetaminas y hasta veneno para ratas etc. A pesar de los monos logotipos que los vendedores de esas sustancias ponen a las píldoras , esto es lo que hace que el éxtasis particularmente sea tan peligroso, al ser responsable de muchas muertes en su primer uso; un consumidor de la droga realmente no sabe lo que esta consumiendo. Los peligros aumentan cuando los consumidores incrementan la dosis buscando un colocon previo, sin saber que pueden estar tomando una combinación de drogas enteramente diferente.

El Éxtasis comúnmente viene en forma de píldoras, pero también se puede inyectar y tomarse en otras formas. El éxtasis liquido de hecho es GHB, un depresivo del sistema nervioso, una sustancia que también se puede encontrar en el limpiador de caños, el liquido para quitar la grasa.

A si que tu decides.

¿POR QUÉ LOS ANTIDEPRESIVOS CAUSAN MÁS DAÑOS QUE BENEFICIOS?

 
 

Los antidepresivos causan más daños que beneficios. Esta ha sido la conclusión de un reciente artículo publicado en la revista Frontiers in Psychology, que lleva por título: Primum Non Nocere: An Evolutionary Analysis of Whether Antidepressants Do More Harm than Good (Ante todo no hacer daño: un análisis evolutivo sobre si los antidepresivos causan más daños que beneficios).

El artículo ha vuelto a poner sobre la mesa el debate en torno a la utilización de los antidepresivos, tan habitualmente prescritos por los médicos de Atención Primaria y los especialistas en salud mental, y que en los últimos años ha sido objeto de importantes críticas, como la realizada por el equipo de Irving Kirsch (más información aquí). En esta ocasión, ha sido un equipo de investigación de la Universidad de McMaster (Ontario, Canadá), liderado por el biólogo evolutivo Paul Andrews, quién ha lanzado la voz de alarma.

Los autores del estudio han analizado el impacto de los antidepresivos en todos los procesos biológicos del cuerpo humano, concluyendo que, incluso en el mejor de los casos, los beneficios de estos fármacos no son comparables a los riesgos que conllevan para el organismo, entre los que se incluye la muerte prematura en pacientes de edad avanzada.

Según explican los investigadores, hay que tener en cuenta que el mecanismo de acción de los antidepresivos se basa en aumentar los niveles de serotonina en el cerebro, dado su papel regulador del estado de ánimo. Sin embargo, la serotonina es un neurotransmisor involucrado en otros muchos procesos, como la digestión, la coagulación de la sangre, la reproducción o el crecimiento.

De esta manera, y tras analizar el uso de estos fármacos en diferentes estudios, el equipo de Paul Andrews advierte que los antidepresivos conllevan serios efectos negativos en todos estos procesos que normalmente son regulados por la serotonina. Entre estos riesgos, destacan: problemas de crecimiento y desarrollo en bebés, problemas de estimulación sexual y de la función y desarrollo de los espermatozoides en adultos, dificultades digestivas (diarrea, estreñimiento, indigestión…) y dificultades en los procesos de coagulación (sangrado anormal), así como riesgo de accidente cerebrovascular en personas mayores. Además, los datos analizados muestran que las personas mayores que toman antidepresivos tienen una tasa de mortalidad más elevada en comparación con un grupo control.

Para el director del estudio, las pruebas son amplias y evidentes respecto a los efectos nocivos de los antidepresivos. Sin embargo, añade, hasta ahora los debates precedentes sobre los antidepresivos no tenían en cuenta la evaluación global del efecto de estos fármacos en todo el organismo(…) En este sentido, “tenemos que ser mucho más cautelosos en cuanto al uso generalizado de estos medicamentos”, ya que “a millones de personas se les receta antidepresivos cada año, y el saber común acerca de estos fármacos nos hace creer que son seguros y eficaces”. No obstante, advierte, los datos de este estudio “podrían cambiar nuestra forma de pensar respecto a estos fármacos tan conocidos”. Si ampliamos nuestro punto de vista y evaluamos su efecto global: se obtiene un beneficio mínimo frente a una importante lista de efectos negativos“.

La prescripción de antidepresivos a niños y adolescentes sigue aumentando a pesar de no estar recomendada

 
 
|

En el año 2004 la institución estadounidense FDA (Food and Drug Administration) alertó del riesgo del aumento de conductas suicidas en niños y adolescentes tratados con antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), incluyendo una advertencia en los prospectos de estos medicamentos (black box warning). Como consecuencia de esta información, durante los dos primeros años después de hacerse pública esta información, se produjo un descenso en las prescripciones de este tipo de medicamentos a niños y adolescentes.

Si esta reducción en la prescripción de antidepresivos se mantuvo o no en el tiempo se desconocía hasta la publicación, este año 2016, de un estudio dirigido por Christian J. Bachmann (del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia de Londres; Institute of Psychiatry, Psychology & Neuroscience, King’s College London). Este trabajo, publicado en la revista European Neuropsychopharmacology, fue realizado entre los años2005 y 2012 en cinco países: Dinamarca, Alemania, Países Bajos, Reino Unido y Estados Unidos, con el objetivo de evaluar las tendencias más recientes en la prescripción de antidepresivos en población joven (de 0 a 19 años).

Los datos de este estudio transversal revelan un importante incremento en el uso de antidepresivos en niños y adolescentes durante los años evaluados. Se encontró que, durante los años evaluados, la prevalencia del consumo de estos medicamentos aumentó un 26,1% en Estados Unidos, un 54,4% en Reino Unido, un 60,5% en Dinamarca, un 17,6% en Países Bajos y un 49,2% en Alemania.

Teniendo en cuenta la franja de edad, se dio un mayor incremento entre los jóvenes de 15 a 19 años en Dinamarca, Alemania y Reino Unido, y entre los de 10 a 14 años en los Países Bajos y Estados Unidos. En cuanto al tipo de antidepresivos hay un uso predominante de los ISRS, llegando a ser el antidepresivo de elección en el 81,8% de los casos en Dinamarca.

Según estos resultados queda patente que a pesar del descenso inicial en el uso de antidepresivos en niños y adolescentes que se produjo tras las advertencias de la FDA, esa tendencia no solo no se mantuvo, sino que por el contrario se ha incrementado considerablemente importante su uso.

Esta tendencia ascendente del uso de antidepresivos, sigue la misma línea que otros medicamentos para niños y adolescentes, como por ejemplo los antipsicóticos o los medicamentos para el TDAH, que muestran también cada vez mayores tasas de consumo.

Según los autores de este trabajo, las razones de esta tendencia no están claras, ya que no ha habido un aumento significativo de las tasas de trastornos mentales en niños y adolescentes en los últimos años en los países evaluados, así como tampoco ha habido cambios en las recomendaciones de las guías clínicas sobre la utilización de los antidepresivos en esta población. Estos expertos  atribuyen este aumento de prescripción de antidepresivos a razones diversas como:

  • Existe alguna evidencia de un aumento del uso de los servicios de salud mental por parte de los adolescentes y niños, lo que podría indicar una falta de tratamiento en años anteriores.
  • Su amplio uso para patologías para las que no están indicados como las migrañas, los trastornos de personalidad, los trastornos del sueño, así como para los trastornos del desarrollo.
  • La preferencia por la farmacoterapia debido a la limitada disponibilidad de los servicios de psicoterapia, o debido a la creencia de que se alcanzarán los objetivos más rápidamente con los antidepresivos.
  • El aumento de la comercialización y estrategias de marketing por parte de las compañías farmacéuticas.

Lo que ha quedado patente es que a pesar de las advertencias del peligro del uso de los antidepresivos en esta población, su prescripción y la de otros psicofármacos sigue aumentando en muchos países. Estos resultados dan cuenta de la nece