España, en alerta, ante la llegada de una posible «epidemia» de heroína

Expertos advierten sobre una nueva «epidemia» de esta droga en España tras constatar un aumento en su consumo y una mayor circulación

La heroína es la principal causa de muerte por sobredosis
La heroína es la principal causa de muerte por sobredosis

La heroína, una de las drogas más devastadoras por su efecto en la salud física y mental de quienes la consumen, podría volver a ser un problema de salud en España, donde se mantiene como la principal causa de muerte por sobredosis. Tras años de estar alejada de la palestra de las adicciones, esta droga, que arrasó con casi una generación de jóvenes en nuestro país en los años 80, vuelve a estar presente en nuestras calles.

El «caballo» no ha vuelto al galope sino de forma silenciosa y, a diferencia de los heroinómanos de hace veinte años, los nuevos consumidores de esta sustancia son personas de clase media y con cierta estabilidad económica y laboral, según advierten los expertos.

Aunque no hay estadísticas concluyentes a nivel estatal ni autonómico que refrenden un aumento preocupante de heroinómanos en cifras generales, en algunas ciudades como Barcelona, por primera vez desde el año 2000, la cifra de personas que reclaman iniciar tratamiento por adicción a esta droga supera a la de las que piden primera asistencia por dependencia a la cocaína, convirtiéndose en la segunda sustancia con más demanda de terapia tras el alcochol.

Según datos facilitados a ABC por la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB), en 2015 se registraron en Barcelona un total de 757 peticiones de inicio de tratamiento por heroína frente a las 674 peticiones de terapia por cocaína, algo que, según fuentes municipales, «no ocurría desde el año 2000».

Más asistencias desde 2015

Al repunte en la demanda de nuevos tratamientos por heroína en algunas capitales como la catalana se añade también la constatación de un aumento de la asistencia por adicción a esta sustancia en hospitales de referencia de la capital catalana como el Vall d’Hebron o el Hospital del Mar.

«Este año, por primera vez desde hace muchos años, hemos notado un incremento de peticiones de asistencia por heroína en nuestra unidad», explica en declaraciones a este diario el doctor Carlos Roncero, jefe de la Sección de Adicciones y Patología Dual del Servicio de Psquiatría del Hospital Vall d’Hebron. Ajuicio del experto, «el consumo de heroína se ha banalizado durante años por que estaba en una situación de stand bye, pero eso es un error». Roncero advierte de que hay indicadores objetivos externos «que nos obligan a estar de nuevo especialmente en alerta».

En este sentido, recuerda que recientes estudios internacionales demuestran que hay más producción de esta droga, sobre todo por la reactivación del mercado en Afganistan, y que en España «se han producido en estos últimos años más incautaciones de esta sustancia».

En el Hospital del Mar de Barcelona también se ha incrementado el número de asistencias por adicción a la heroína. «En 2015 notamos, por primera vez en mucho tiempo, más asistencias por esta droga», afirma la psiquiatra de este centro y profesora titular del departamento de Psiquiatría Legal de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), Marta Torrens.

Mayor circulación

Coincide con el doctor Roncero en que «hay indicios que apuntan indirectamente a una mayor circulación de la heroína en nuestro país como es el aumento de las incautaciones, lo que es un dato que nos obliga a estar en guardia». Alude, en concreto, al último informe sobre de las Naciones Unidas, que constata el aumento del consumo de opio y opiáceos de prescripción, además del consumo ilegal, con cerca de 33 millones de consumidores en el mundo.

«De los 33 millones de drogadictos, 17,4 millones lo son de heroína y opio, junto con otros analgésicos», subraya la psiquiatra, que advierte de la necsidad de «activar las alertas» ante una posible epidemia de esta droga.

«Eso no significa que ya se haya producido un repunte generalizado del consumo, pero sí es un dato que nos obliga a estar en alerta, sobre todo teniendo en cuenta elcaso de EE.UU., donde las muertes por heroína se han triplicado respecto al año 2000», aclara Torrens. En 2013, fallecieron 8.200 personas en este país, en su mayoría jóvenes, cuatro veces más que en 2000.

Nuevo perfil

La experta, que esta semana pronunció una conferencia en la presentación del nuevo grado de Medicina que imparten conjuntamente la UAB y la Universitat, Pompeu Fabra (UPF), advirtió que el nuevo perfil de heroinómano es diferente al del de los años 80. «Ahora afecta a la clase media y a personas reconocidas de la sociedad. El perfil es diferente, al menos eso es lo que constata la experiencia de EE. UU.», apunta la psiquiatra.

Otro dato que ha puesto en jaque a los expertos es el aumento de la producción de opiáceos en Afganistan y la aparición de una nueva ruta de distribución de esta droga desde el sur de África. Josep Rovira, director del Área de Drogas de la Asociación Bienestar y Desarrollo, coincide con la psiquiatra del Hospital del Mar en la necesidad de «no bajar la guardia» ante una posible embestida de esta droga, especialmente, teniendo en cuenta el aumento de la producción.

«La ecuación es sencilla si hay más oferta, hay más riesgo de que haya más consumo. Debemos tener también en cuenta que España es un punto estratégico de las rutas de distribución de esta droga a Europa». No obstante, Rovira mantiene que desde su ONG no han percibido más demanda de tratamiento por esta droga desde 2009.

No hay repunte

Joan Colom, subdirector general de drogodependencias de la Generalitat, niega que haya un repunte generalizado del consumo de esta droga a nivel de Cataluña. Coincide, no osbtante, con Torrens y Rovira en la necesidad «de estar en guardia» porque, según afirman, «el hecho de que la heroína no sea hoy un problema de salud, no significa que no pueda serlo en 2017». Desde la ASPB reconocen que la heroína ha pasado por delante de la cocaína en la demanda de inicios de tratamiento, aunque matizan que esa circusntancia se ha producido «en paralelo a un descenso en el consumo de cocaína, que debe tenerse en cuenta».

 

Anuncios

NARCONON ESPAÑA

El programa de desintoxicación y rehabilitación de Los Molinos es un programa totalmente natural.

Sin sustitutos, sin drogas farmacológicas sustitutivas.

vitaminas y minerales, buenas terapias a nivel individual y cognitivo.

En plena NATURALEZA, Sierra de Guadarrama, aire puro y desconexion.

Rodeado de montañas y pinos.

Un lugar privilegiado y perfecto para desconectar y poner en orden la cabeza.

Desintoxicación mediante sudado en sauna.

Expulsa toxinas mediante el sudor.

Cuerpo limpio mente clara.

Estupendo para dejar de consumir sustancias toxicas.

Rehabilitación del alcohol , la peor de las sustancias.

Legal y de fácil acceso, bien vista dentro de la cultura mediterránea.

Narconon España se preocupa por la juventud.

Imparte conferencias de prevención y educación de drogas en colegios e institutos.

Totalmente gratuitas.

mas vale prevenir que curar.

 

 

 

CONSECUENCIAS DEL ALCOHOLISMO

El consumo generalizado y creciente de alcohol en la mayoría de las comunidades está llamando la atención sobre sus consecuencias en la salud pública. Recientes estudios muestran que el alcohol está considerablemente relacionado con la muerte y la discapacidad.

Los efectos nocivos del consumo de alcohol en la salud y la posibilidad de desarrollar dependencia son temas de gran interés desde hace mucho tiempo.

Imágen de consecuencias del alcoholismo

El consumo de alcohol es reconocido como uno de los factores de riesgo para muchas enfermedades transmisibles y no transmisibles, así como los accidentes, las lesiones por violencia doméstica y social. También hay un creciente interés en los diferentes patrones de consumo que influyen en cada tipo de resultado, por ejemplo, un gran consumo a largo plazo causa daños en el hígado, mientras que la intoxicación aguda (borrachera) está relacionada con accidentes y lesiones.

El consumo de alcohol por lo general comienza como un fenómeno social. Algunas personas, con el tiempo, desarrollan un patrón de consumo que puede ser etiquetado como uso nocivo o abuso de alcohol y en algunos casos llegan a desarrollar dependencia del alcohol. Los individuos con dependencia del alcohol suelen tener problemas que son consecuencia del consumo de alcohol excesivo. Sin embargo, la aparición de problemas relacionados con el alcohol no están necesariamente limitados a aquellos que estén etiquetados como ‘adictos’ o ‘borrachos’. De hecho, una persona que consume alcohol con regularidad puede no mostrar problemas relacionados con el alcoholismo como ir mal vestido, mostrar signos de abstinencia o no tener un buen trabajo o apoyo familiar pero pueden tener o llegar a tener importantes complicaciones físicas, psiquiátricas, sociales o familiares debido al consumo excesivo de alcohol.

Efectos inmediatos del alcohol en el cerebro y en el cuerpo

  • Las primeras copas afectan al juicio y al tiempo de reacción.
  • Más cantidad de alcohol hace que las reacciones sean aún más lentas y la coordinación física sufra retrasos.
  • Demasiado alcohol puede suprimir algunas funciones corporales y en casos extremos causar la muerte.

Las consecuencias del uso del alcohol pueden dividirse en tres categorías generales:

  • Las consecuencias relacionadas con el patrón de consumo de alcohol.
  • Las consecuencias médicas y psiquiátricas del consumo de alcohol.
  • Las consecuencias sociales, laborales, legales y de otro tipo.

Consecuencias relacionadas con los patrones de consumo de alcohol

El uso ocasional de alcohol con fines recreativos o en ocasiones sociales es considerado como “normal” y “aceptable” por muchas comunidades y esta permisividad se ha incrementado en los últimos años. También han contribuido a esta permisividad algunos informes científicos sobre el efecto protector y beneficioso de pequeñas cantidades de alcohol para el corazón. Esto parece haber generado una creencia errónea de que el alcohol es bueno para la salud. Hay poca conciencia de que incluso el uso ocasional o social del alcohol incrementa el riesgo de sufrir accidentes de tráfico y/o laborales. Este riesgo, a menudo puede pasar desapercibido o inadvertido. La intoxicación por el uso ocasional puede conducir a la violencia o a un comportamiento socialmente inaceptable o vergonzoso.

Las consecuencias médicas y psiquiátricas del consumo de alcohol

El alcohol se absorbe en el estómago y en el intestino delgado y se distribuye a todos los órganos, tejidos y células del cuerpo a través de la circulación sanguínea. La mayor parte del alcohol que circula en la sangre es absorbido por el hígado rápidamente. La otra pequeña parte se descompone en dióxido de carbono, agua y energía. Estos productos químicos, que se excretan a través de los riñones, representan entre el 95 y el 98 por ciento del alcohol que se consume. El otro 5,2 por ciento se elimina a través del sudor, respiración y orina.

El alcohol afecta negativamente a múltiples órganos del cuerpo. Las complicaciones médicas debidas al consumo de alcohol pueden ser desde un daño agudo a la mucosa del estómago hasta un daño grave como una enfermedad crónica del hígado, esterilidad y la pérdida de las funciones intelectuales. Algunas de las complicaciones son leves y se producen poco después del consumo de alcohol, otras son crónicas y se producen tras un consumo prolongado.

Algunas de las complicaciones pueden ser reversibles o tratadas después de suspender el consumo de alcohol, pero otras pueden llegar a ser irreversibles y permanentes.

Complicaciones gastrointestinales

Gastritis y acidez péptica: Aunque el alcohol se absorbe principalmente en el intestino delgado, el efecto directo sobre la mucosa del estómago conduce a su deterioro y es lo que conocemos como gastritis aguda. Los ataques de gastritis aguda a menudo conducen a vómitos y generalmente son consecuencia de un consumo excesivo de alcohol. Las personas que consumen alcohol en exceso pueden sufrir repetidos ataques de gastritis aguda que se ve agravada por la negligencia en el consumo de alimentos. El daño repetido en el revestimiento del estómago conduce a la hiperacidez conocida por acidez péptica.

Enfermedad hepática alcohólica: El efecto del alcohol sobre el hígado es la complicación más común y más grave del consumo de alcohol a largo plazo. Las etapas de la enfermedad hepática alcohólica se han identificado como el cambio graso alcohólico

  • Etapa 1 – agrandamiento del hígado debido a la deposición de grasa en el hígado, hepatitis alcohólica.
  • Etapa 2 – daño hepático progresivo que conduce a la ictericia), paso previo a la cirrosis.
  • Etapa 3 – las células del hígado están dañadas), y la cirrosis alcohólica.
  • Etapa 4 – daño permanente en el hígado.

Las muertes relacionadas con la cirrosis han sido consideradas como uno de los indicadores indirectos de la magnitud de los problemas relacionados con el alcohol en un país. La mayoría de las personas alcohólicas padecen de enfermedad hepática alcohólica y algunas de estas personas avanzan de la Etapa 1 a la Estapa 4. La disfunción hepática de las tres primeras etapas se pueden revertir después de un período de entre 3 y 4 semanas de abstinencia de alcohol. La cuarta etapa, la cirrosis, es irreversible. La cirrosis puede llevar a complicaciones como generar líquido en el abdomen, producción de vómitos con sangre, agrandamiento del bazo, cáncer de hígado e incluso la muerte.

Síndrome de malabsorción: Se refiere a la incapacidad para digerir los alimentos debido al daño de la mucosa del estómago, los intestinos y el páncreas. Una de las consecuencias son las heces malolientes y voluminosas. La incapacidad para absorber los nutrientes esenciales de los alimentos da lugar a la desnutrición.

Pancreatitis: La pancreatitis es una enfermedad que causa un daño agudo en el páncreas, a menudo provocada por una borrachera, se presenta como un dolor insoportable en el vientre. La pancreatitis crónica también se asocia con el uso a largo plazo de alcohol. Esto da como resultado una incapacidad para digerir los alimentos.

El alcohol y la dieta: Se debe añadir a los efectos adversos del consumo de alcohol prolongado la mala alimentación y las enfermedades crónicas. Esto es particularmente importante en las comunidades más pobres donde se consume alcohol de mala calidad ya que es frecuentemente adulterado. La salud de estas personas se ve afectada dando lugar a un círculo vicioso de consumo de alcohol y mala salud.

La clase acomodada puede consumir cantidades bastante más considerables de alcohol junto con una dieta rica y no tener complicaciones directas del alcohol. Sin embargo, el consumo excesivo de alcohol y una dieta rica con frecuencia conduce a la obesidad y a sus complicaciones pertinentes, como la diabetes y la hipertensión arterial.

Complicaciones cardiovasculares

El consumo prolongado de alcohol causa daño a los músculos del corazón, esta enfermedad es conocida como cardiomiopatía alcohólica. Los síntomas de esta enfermedad van desde la falta de respiración crónica a la insuficiencia cardíaca. Estas complicaciones parecen estar en contradicción con el papel protector y beneficioso reportado por el consumo de pequeñas cantidades de alcohol al día.

Complicaciones hematológicas

El alcohol ejerce múltiples efectos agudos y crónicos en las células sanguíneas. Puede haber una caída en el nivel de hemoglobinas llamada anemia. El consumo prolongado de alcohol puede conducir a la disminución en la producción de glóbulos blancos, lo que conduce a la disminución de la inmunidad y por lo tanto a una predisposición a las infecciones.

Las complicaciones neuromusculares

La neuropatía periférica es un daño en el sistema nervioso y la puede provocar el consumo de alcohol. Esta enfermedad se caracteriza por el entumecimiento, hormigueo y sensación de ardor en las plantas de los pies. Además del daño directo a los nervios, la deficiencia de tiamina y una dieta pobre también contribuyen a llevar a los alcohólicos a estas consecuencias que son reversibles con la abstinencia de alcohol.

La miopatía alcohólica es una enfermedad que se caracteriza generalmente por un dolor agudo en los músculos del muslo y unos niveles elevados de una enzima en la sangre llamada creatina. En raras ocasiones pero a veces puede ocurrir, la orina se vuelve roja como consecuencia de un daño en las células musculares.

Alteraciones endocrinas y disfunción eréctil

Los hombres muy bebedores sufren distintas alteraciones endocrinas. Una de ellas es la feminización o disminución de sus órganos reproductores, debido a la adquisición de las características inducidas por la hormona femenina (estrógeno). La reducción de los órganos reproductores afecta a la producción de espermatozoides y, por lo tanto, tiene como resultado una disminución del volumen eyaculatorio, es decir, una disminución del recuento de espermatozoides e infertilidad en última instancia. La falta de resultados de la producción de andrógenos da como resultado una disminución de la libido. Los cambios de comportamiento en las relaciones de pareja inducidos por el alcohol pueden tener efectos profundos en los pacientes masculinos.

Complicaciones neurológicas

Apagones: Un episodio de consumo excesivo de alcohol puede estar acompañado por el olvido (amnesia anterógrada) total o parcial de lo que ocurrió durante el consumo de alcohol cuando el paciente estaba ebrio, pero despierto. El apagón temporal consiste en un corto período de tiempo sin tener recuerdos. Los apagones se producen en entre un 30 y un 40 por ciento de los casos de alcoholismo masculino. A veces, la incidencia no olvidada puede ser recordada mientras que uno está en un estado sobrio, pero puede ser recordado durante una borrachera posterior.

La encefalopatía de Wernicke o síndrome de Wernicke: Consiste en una combinación de confusión, dificultad para caminar y estar de pie y la parálisis de los músculos oculares. Es causada por una deficiencia de tiamina y puede que también de niacinamida. Se trata con un suplemento de tiamina. El paciente puede recuperarse si se trata a tiempo.

Síndrome de Korsakov: se caracteriza por una profunda pérdida de memoria a corto plazo en el que la persona no es capaz de recordar sucesos recientes. Este estado suele producirse tras el síndrome de Wernicke. Una cuarta parte de pacientes con síndrome de Korsakov pueden lograr una plena recuperación, la mitad logran una recuperación parcial y el otro un cuarto no mejora en absoluto a pesar de la tiamina.

Déficit intelectual y demencia: a largo plazo el consumo de alcohol lleva a un deterioro en el funcionamiento intelectual. Se producen déficits en la capacidad de abstracción, en el juicio, el comportamiento social, la percepción y la memoria. Estos déficits se correlacionan con cambios estructurales en el cerebro. Estos déficits son reversibles con la abstinencia. Incluso los bebedores sociales, pueden sufrir similares deficiencias intelectuales reversibles. Una forma más grave y manifiesta del déficit intelectual es la llamada demencia alcohólica en la que se pierde todo el funcionamiento intelectual y social.

Daños a otras áreas del cerebro: Los cambios degenerativos en el cerebelo en algunos consumidores de alcohol a largo plazo dan lugar a problemas progresivos para caminar, de equilibrio y oculares.

Complicaciones psiquiátricas

Las complicaciones inducidas por el alcohol pueden llevar al alcohólico trastornos del humor e incluso al suicidio: Las personas que abusan del alcohol pueden tener una variedad de síntomas depresivos, tanto durante la intoxicación como durante la abstinencia del alcohol. Se ha demostrado que alrededor del 50-60 por ciento de los alcohólicos tienen síntomas depresivos como tristeza, sensación de falta de interés y pensamientos pesimistas. Sin embargo, en sólo la mitad de ellos son síntomas lo suficientemente graves como para ser diagnosticados como trastornos depresivos, lo que requiere ser tratado activamente con antidepresivos y normalmente necesitan terapia de apoyo.

Las tasas de suicidio entre las personas que abusan del alcohol son más altas que entre la población general. Se ha visto que aproximadamente entre el 10 y 15 por ciento de alcohólicos tienden a suicidarse, especialmente cuando sufren depresión al mismo tiempo.

Trastorno psicótico inducido por el alcohol: Alrededor del 3 por ciento de los bebedores crónicos presentan síntomas psicóticos. Estos síntomas son muy variados y pueden ir desde alucinaciones transitorias elementales fugaces a las alucinaciones y los delirios persistentes. La presencia de alucinaciones y delirios tiene como resultado problemas de conducta y un deterioro socio-laboral.

Celos inducidos por el consumo de alcohol: En estos casos, en los pacientes con sospecha de infidelidad de sus cónyuges, el alcohol aumenta esa creencia, influyendo en diversos aspectos de su vida personal y social. Este problema es muy común en los alcohólicos y puede dar lugar a importantes problemas interpersonales.

El síndrome de alcoholismo fetal

Este es un trastorno que afecta a los bebés cuyas madres han estado tomando cantidades excesivas de alcohol durante el embarazo. La condición consiste en anomalías faciales, dientes pequeños, cabeza pequeña, retraso mental, falta de coordinación de los movimientos y deficiencia de crecimiento. Entre el 25 y el 35 por ciento de los niños nacidos de mujeres alcohólicas crónicas muestran evidencias de síndrome de alcoholismo fetal.

Envenenamiento por metanol

Esto es generalmente accidental, y se produce debido a la ingestión de alcohol metílico en lugar de alcohol etílico. El alcohol metílico se utiliza como un sustituto durante la fabricación de alcohol ilícito. Los casos de intoxicación por metanol se producen más en situaciones de prohibición total y durante los períodos de controles legales muy estrictos. Los efectos adversos del metanol se producen debido a dos productos venenosos, formaldehído y ácido fórmico, que se forman cuando el metanol se digiere en el organismo. La toxicidad de estos dos compuestos es más pronunciada en los ojos y puede conducir a la ceguera. A veces se produce una incapacidad para respirar que puede llevar al bebedor a la muerte.

Los supuestos beneficios de la salud por el consumo de alcohol

Existe la creencia de que el consumo diario de pequeñas cantidades de alcohol es beneficioso para la salud física, especialmente para la prevención de ataques cardíacos. Estas creencias tienden a fomentar el consumo de alcohol como una estrategia de promoción para la salud. Existen algunas evidencias que demuestran que las personas que consumen diariamente pequeñas cantidades de alcohol tienen tasas más bajas de ataques al corazón en comparación con los no bebedores. Sin embargo, las investigaciones dan resultados claramente contradictorios. Algunas investigaciones dicen que el consumo diario de alcohol es perjudicial y no se puede recomendar como una estrategia de salud pública para la protección contra los ataques al corazón. Este descubrimiento científico es más importante para comunidades como las de la Región Sur-Este de Asia que no tienen todavía una gran proporción de bebedores sociales diarios en comparación con EE.UU. y Europa. Un problema con el consumo diario de “pequeñas cantidades” de alcohol es que la cantidad de consumo con frecuencia se incrementa a niveles perjudiciales que conducen a la dependencia del alcohol. La evidencia del papel protector de pequeñas cantidades de alcohol no es compatible con la idea de comenzar a beber alcohol o la prescripción médica de alcohol para un posible beneficio para el corazón.

Las consecuencias sociales, laborales, legales y de otro tipo por el consumo de alcohol

Los efectos negativos de la conducta del bebedor de alcohol afectan no sólo al bebedor, sino a toda la familia y a la sociedad. En el contexto actual, el alcoholismo es una enfermedad que afecta a nivel familiar y social.

La Familia

La relación entre una persona que abusa del alcohol y sus familiares es compleja. Los miembros de la familia declaran experimentar culpa, vergüenza, ira, miedo, tristeza y aislamiento debido a la presencia de un alcohólico en la familia. A menudo son sometidos a formas moderadas o graves de acoso y a conflictos y atmósfera de tensión cuando se enfrentan a la conducta del bebedor. Los cónyuges en las familias donde hay un uso excesivo y crónico de alcohol, con frecuencia se separan. Los hijos de personas que abusan del alcohol presentan mayor incidencia en problemas emocionales y escolares. Otra complicación que se observa en las familias de los alcohólicos es el de la co-dependencia. Éste es un término que describe un comportamiento adquirido en un nivel inconsciente de la pareja o cónyuge del alcohólico. Es decir, a nivel inconsciente estas personas copian el comportamiento de su agresor. Otras complicaciones de la familia son las ausencias prolongadas del hogar, la destrucción de objetos de la casa por la rabia, la falta de comunicación entre la persona que abusa del alcohol y los restantes miembros de la familia, la hostilidad, las críticas, marginación de la persona que abusa del alcohol y los accidentes domésticos.

Uno de los efectos del abuso del alcohol es la violencia doméstica. Se sabe que se produce en todos los estratos de la sociedad, pero se cree que ocurre con más frecuencia en los estratos más bajos y el impacto más significativo lo sufren las mujeres y los niños.

Los accidentes de tráfico

Otra complicación en relación con el consumo de alcohol es el número de accidentes de tránsito relacionados con personas que conducen bajo la influencia del alcohol. Los países desarrollados y las sociedades en desarrollo tienen elevadas tasas de accidentes de tráfico relacionados con el consumo de alcohol. Estadísticamente en las últimas décadas han obligado a la gente en Occidente a la formación de grupos autoayuda o de apoyo, tales como “Madres contra conductores ebrios”. La pérdida de la propiedad, la destrucción de automóviles y la pérdida más significativa de los miembros productivos de la sociedad, así como la carga de la discapacidad de las personas que se enfrentan a los accidentes de tráfico a causa del alcoholismo son problemas graves para cualquier sociedad. Las campañas contra la conducción ebria y la movilización de la opinión pública en contra del alcoholismo están siendo eficaces en Occidente. Otros países también han sido testigos del inicio de algunas campañas de este tipo, pero aún están lejos de generar opinión pública sobre el tema. Las campañas exitosas de este tipo son buenos ejemplos de estrategias de reducción de daños, ya que el objetivo no está en evitar que las personas consuman alcohol, sino en conducir bajo la influencia del alcohol, por lo que se centra específicamente en la reducción del daño que es causado por conducir ebrio.

Otras complicaciones psicosociales

En los países de un nivel socioeconómico más bajo y que se consumen cantidades excesivas de alcohol ilícito o de elaboración casera, se han dado muchos casos de muertes por envenenamiento tras el consumo de licor de mala calidad. A menudo, no se siguen correctamente las normas de calidad en elaboración de la cerveza con el fin de hacer un licor más barato y asequible. Tales tragedias devastan familias enteras que pierden miembros en edad de trabajar. Otros ejemplos de las consecuencias psicosociales del consumo de alcohol son tragedias como el suicidio o el homicidio.

Así, las repercusiones del abuso del alcohol en el individuo, la familia y la sociedad son multi-dimensionales y el grado en que cada una de éstas que se ven afectadas negativamente dependerá de la gravedad del abuso del alcohol, la personalidad del individuo, el nivel social y profesional antes del inicio del hábito del consumo de alcohol, la situación financiera del paciente y el apoyo social disponible.

http://www.narconon-losmolinos.org

Se consideran dependientes del alcohol aquellas personas que sienten un fuerte deseo de beber alcohol. El cuerpo se acostumbra a ingerir grandes cantidades de alcohol.

Por lo tanto, la persona dependiente puede comenzar a desarrollar síntomas de abstinencia de 3 a 8 horas después de tu última copa que es cuando el efecto del alcohol desaparece del organismo. Por lo tanto, incluso si una persona quiere dejar de beber, a menudo es difícil debido a los síntomas de abstinencia.

Imágen de desintoxicación de alcohol

Los síntomas de abstinencia incluyen: Sensación de mareo, temblores, sudoración, ansiedad por el alcohol y malestar general. También existen convulsiones en algunos casos aislados. Si bebes alcohol diariamente tu cuerpo se acostumbra y te obliga a continuar bebiendo para que no aparezcan los síntomas de abstinencia. Si un día decides no volver a probar el alcohol los síntomas de abstinencia suelen durar de 5 a 7 días, pero el deseo por el alcohol puede persistir más tiempo.

El delirium tremens (DT) es la reacción más severa después de dejar el alcohol. Se presenta en aproximadamente 1 de cada 20 personas que tienen síntomas de abstinencia de alcohol alrededor de los 2 o 3 días después de tu última bebida. Algunos de los síntomas del síndrome de abstinencia son: Temblores marcados (los batidos) y delirios (agitación, confusión al ver y escuchar cosas que no existen). Algunas personas sufren convulsiones. Las complicaciones que pueden surgir con posterioridad son la deshidratación y otros problemas físicos graves que pueden ser fatales en algunos casos.

Qué es la desintoxicación de alcohol

La desintoxicación de alcohol es el proceso al que se somete cualquier dependiente del alcohol que quiere dejar de beber. Existen medicamentos que ayudan a prevenir los síntomas de abstinencia cuando se deja de beber alcohol. El medicamento más comúnmente utilizado para la desintoxicación es el clordiazepóxido. Este es un medicamento que contiene benzodiazepina.

La desintoxicación de alcohol con la ayuda de tu médico

Muchos médicos sienten alivio al prescribir medicamentos para la desintoxicación del alcohol. El plan a seguir más utilizado es el siguiente:

  • El médico de cabecera te recetará una dosis alta de medicamentos para el primer día en que dejes de beber alcohol.
  • A continuación, la reducirá gradualmente durante los 5 o 7 días siguientes. Por lo general, esta medicación evita o reduce en gran medida los desagradables síntomas de abstinencia.
  • Debes comprometerte a no beber nada de alcohol cuando acabes el proceso de desintoxicación. Se utilizan controles de alcoholemia para confirmar que no estás bebiendo.
  • Tu médico o enfermera por lo general te visitarán muy a menudo durante el tiempo de desintoxicación.
  • También durante la desintoxicación, necesitarás el apoyo de familiares o amigos, esto te puede ser de gran ayuda. A menudo la responsabilidad de conseguir la receta médica y darte el medicamento para la desintoxicación se comparte con un familiar o amigo. Por ejemplo, con una pareja o con los padres de la persona que va a llevar a cabo el proceso de desintoxicación.

Efectos físicos del proceso de la desintoxicación

Algunas personas lo consiguen con bastante facilidad, mientras que a otras les resulta más difícil. Algunos síntomas posteriores al proceso de desintoxicación son:

  • Sentirte muy nervioso o ansioso durante unos días.
  • Dificultad al dormir durante algunas noches.
  • Síntomas de abstinencia leves. Si tomas los medicamentos recetados para el proceso de desintoxicación, los síntomas serán más leves.

El medicamento que se utiliza para la desintoxicación no te hace dejar de beber. Es necesario tener la determinación y la convicción de parar. La medicación sólo ayuda a sentirte mejor mientras tu cuerpo se reajusta a no tener alcohol. Incluso después del período de desintoxicación es posible que tengas algún deseo de consumir alcohol. Así que todavía necesitas fuerza de voluntad y poner en práctica las estrategias de afrontamiento para cuando te sientas tentado a beber.

Suplementos vitamínicos

Es probable que te receten vitaminas, especialmente la vitamina B1 (tiamina), especialmente en el proceso de desintoxicación si eres dependiente del alcohol. Esto se debe a que muchas personas que son dependientes del alcohol no comen adecuadamente y pueden carecer de ciertas vitaminas. La falta de vitamina B1 es la más común y puede causar graves enfermedades en el cerebro.

La desintoxicación con la ayuda de otros profesionales de salud

Algunas personas necesitan visitar a un especialista en drogas y alcohol para llevar q cabo el proceso de desintoxicación. Esta suele ser la mejor opción para personas que tienen otros problemas de salud física o mental y para aquellos que se pueden encontrar en alguna de las siguientes situaciones:

  • Hogar desestructurado o sin apoyo social.
  • Un historial con graves síntomas de abstinencia.
  • Una enfermedad física causada por el alcohol.
  • Fracaso en intentos previos para dejar el alcohol.

Las unidades especializadas en desintoxicación prescriben a los pacientes los mismos medicamentos para aliviar los síntomas de abstinencia que los médicos de cabecera. Además, estas unidades cuentan con más personal y experiencia en estos casos para dar apoyo y asesoramiento al paciente.

Puedes ser admitido en un hospital si tienes serios problemas relacionados con el alcohol, como el delirium tremens o convulsiones de abstinencia o si eres menor de 16 años y sufres síntomas de abstinencia.

Las personas con dificultades de aprendizaje, dificultades sociales o que tengan diferentes enfermedades también son candidatas para el ingreso hospitalario en clínicas de desintoxicación.

Mantenerse alejado del alcohol después de la desintoxicación

Después de una desintoxicación exitosa algunas personas vuelven a beber en exceso una vez más (se conoce como recaída). Para ayudar a prevenir las recaídas se pueden ofrecer al paciente medicamentos u otra ayuda.

Medicación para el alcoholismo

Se te puede aconsejar tomar un medicamento durante varios meses para ayudarte a mantenerte alejado del alcohol.

  • El acamprosato es un medicamento que ayuda a aliviar los antojos de alcohol. Inicialmente se empezó utilizando en el hospital y posteriormente continuó siendo recetado por los médicos.
  • La naltrexona es una alternativa al acamprosato y por lo general es sólo prescrita por los especialistas en alcoholemia.
  • El disulfiram es otro medicamento que a veces se recomienda a los pacientes después de una desintoxicación con éxito. El disulfiram te provoca unos síntomas muy desagradables como enrojecimiento, vómitos, palpitaciones y dolor de cabeza. Este medicamento actúa como disuasivo para cuando tengas la tentación de beber. Puede ayudar a algunas personas a permanecer alejadas del alcohol.
  • El baclofeno es un medicamento que algunos estudios médicos creen que ayuda a algunas personas a permanecer alejadas del alcohol. También puede ayudar a reducir la cantidad bebida y la ansiedad en las personas dependientes del alcohol. Sin embargo, la evidencia del efecto de baclofeno es contradictoria otros estudios alternativos no apoyan estos informes. Se necesita más investigación para aclarar si el baclofeno es útil. Actualmente no está autorizado para el tratamiento de los problemas relacionados con el alcohol.

Otros tipos de ayuda en la desintoxicación de alcohol

Se cree que las personas que tienen asesoramiento o cualquier otro apoyo que te ayude a mantenerte alejados del alcohol son menos propensos a sufrir una recaída. Los médicos, enfermeras o las unidades de desintoxicación pueden proporcionar apoyo continuo cuando estás tratando de mantenerte alejado del alcohol. Los grupos de autoayuda como Alcohólicos Anónimos también han ayudado a muchas personas a mantenerse alejadas del alcohol.

Si vuelves a beber en exceso, siempre puedes volver a intentarlo de nuevo para frenar o reducir el consumo de alcohol. Algunas personas necesitan varios intentos antes de dejar de beber definitivamente.

Más del 0,70% de Militares son consumidores habituales de Drogas

Diferentes análisis han dado como positivo los resultados y, están en el punto de mira con confusión

A pesar de haber sido conscientes de la pequeña proporción de consumidores de #Drogas en los cuarteles, fue la Asociación Unificada de Militares Españoles (con siglas AUME) quienes decidieron hacer un nuevo informe que destaque, a modo denuncia para así, demostrar que el Ministerio de Defensa, está muy alejado a las estrategias utilizadas a nivel nacional sobre y contra el consumo de Drogas u otras sustancias (la ENSD). Por tanto, se ha visto una baja responsabilidad y control, al existir carencia de represalias ante los militares consumidores para que, tomen rehabilitación pertinente e incluso la expulsión. Estas acciones concluirían en, una entrometida investigación en cuanto a aspectos más íntimos para cada militar y, variarían así también sus derechos militares, entre otros aspectos.

Fue así entonces cuando el informe que entregaron, dio paso a la vista del análisis que se realizaron mediante la orina, dando pie a la detección de cannabis. Los resultados son ofrecidos con datos de que las sustancias están detectadas hasta 80 días después de su consumo, con lo que no pueden verificar a ciencia cierta si han sido consumidas en el tiempo de ocio o bien, cuando se encontraban bajo estado servicial.

Lo que da como resultado una duda en cuanto a lo seguro que será que estas personas vayan armadas bajo los efectos de las drogas u otras sustancias.

Existen diferentes pruebas antidroga repartidas por los ejércitos. Pero AUME denunció el hecho del consumo en el personal de toda la tropa. Defensa lo niega rotundamente.

Alrededor de 162.797 que se han realizado el pasado 2014, han supuesto una cantidad sospechosa en cuanto a las afirmaciones de Defensa. Pues dieron positivo 1,3 de aproximadamente 121.310 militares activos.

Cualquier militar que mantenga la etiqueta de “positivo en drogas’’ en su historial, podría causarle la expulsión total del servicio y sus derechos. Así como podría recibir una sanción y la rescisión de contrato laboral.

El Ministerio de Defensa defiende la política desarrollada, pero afirma a su vez, que habrá que modificar ciertos aspectos y ser más estrictos.

El plan reformativo de Defensa, tiene pensado incluir variados programas de prevención. En el que se verán charlas, pruebas deportivas…entre otras. Así como a los afectados, ofrecerles una rehabilitación para que lo puedan superar con eficacia.

En los últimos años, han sido expulsados más de 500 militares activos debido a estas causas por temor, a no ser lo suficientemente aptos para el servicio e incluso un posible peligro para la sociedad.

AUME no obstante, continúa con sus críticas y pide ser más previsivos, no sólo con las drogas sino que, con el consumo de alcohol, fue en el mismo año 2014 diferentes análisis han dado 22 positivo con un total de 0,014%. Acto de Defensa afirma no ser tan importante justificándolo con que el alcohol se va antes del rastro mostrado en orina. #Unión Europea

Estas son las cinco sustancias más adictivas de la Tierra, y estos son sus efectos en el cerebro

La capacidad de adicción de una droga depende de diversas circunstancias, como la activación del sistema de la dopamina del cerebro o la sensación de placer

¿Cuáles son las drogas más adictivas? La pregunta parece sencilla, pero la respuesta depende de a quién se pregunte. Según diferentes expertos, el potencial de una droga para ser adictiva se puede juzgar en función del daño que cause, de su valor en la calle, de en qué medida active el sistema de la dopamina del cerebro, de lo placentera que la gente dice que es, de en qué grado provoca síntomas de abstinencia, y de la facilidad con que se “enganchará” a ella quien la pruebe.

Existen otros aspectos para medir el potencial adictivo de una droga, e incluso hay investigadores que sostienen que ninguna es adictiva siempre. Dada la diversidad de opiniones de los especialistas, una manera de clasificar las sustancias causantes de adicción es consultar con grupos de expertos. En 2007, David Nutt y sus compañeros pidieron a diversos especialistas en adicciones que hiciesen una clasificación, y descubrieron varias cosas interesantes.

1. La heroína

Los expertos consultados por Nutt y su equipo situaron la heroína como la droga más adictiva y le otorgaron una puntuación de 3 sobre 3. La heroína es un opiáceo que hace que el nivel de dopamina del sistema de recompensa del cerebro se eleve hasta un 200% en animales de laboratorio. Además de ser probablemente la droga más adictiva, la heroína también es peligrosa porque la dosis que puede causar la muerte es solo cinco veces mayor que la necesaria para colocarse.

Asimismo, la heroína se ha clasificado como la segunda droga más nociva considerando el daño que causa tanto a los consumidores como a la sociedad. Se calcula que en 2009 el mercado de opiáceos ilegales, incluida la heroína, alcanzó los 68.000 millones de dólares en todo el mundo.

2. La cocaína

La cocaína interfiere directamente en el uso que el cerebro hace de la dopamina para transmitir mensajes de una neurona a otra. Básicamente, impide que las neuronas desactiven la señal de la dopamina, lo cual causa una activación anormal del circuito de recompensa del cerebro. En experimentos con animales, la cocaína hizo que los niveles de dopamina se elevasen más de tres veces por encima del nivel normal. Se calcula que entre 14 y 20 millones de personas consumen cocaína en el mundo, y que, en 2009, el valor del mercado de esta droga rondaba los 75.000 millones de dólares.

La cocaína interfiere directamente en el uso que el cerebro hace de la dopamina para transmitir mensajes de una neurona a otra

Los expertos han clasificado el crack como la tercera droga más perjudicial, y la cocaína en polvo, que produce un efecto más suave, como la quinta. Alrededor del 21% de las personas que prueba la cocaína se convertirán en dependientes de ella en algún momento de su vida. Esta droga es parecida a otros estimulantes adictivos, tales como la metanfetamina –que constituye un problema cada vez mayor a medida que se hace más accesible– y la anfetamina.

3. La nicotina

La nicotina es la principal sustancia adictiva del tabaco. Cuando alguien se fuma un cigarrillo, es absorbida rápidamente por los pulmones y transmitida al cerebro. Según el grupo de expertos consultado por Nutt y su equipo, la nicotina (el tabaco) es la tercera sustancia más adictiva.

Más de dos tercios de los estadounidenses que han fumado alguna vez dicen haberse convertido en dependientes a lo largo de su vida. En 2002, la Organización Mundial de la Salud calculó que había más de 1.000 millones de fumadores, y se prevé que, para 2030, el tabaco acabe con la vida de más de ocho millones de personas al año. Los animales de laboratorio tienen la sensatez de no fumar. Sin embargo, las ratas pueden apretar un botón para recibir nicotina directamente al torrente sanguíneo, lo cual hace que los niveles de dopamina del sistema de recompensa del cerebro aumenten más o menos entre un 25 y un 40%.

4. Los barbitúricos (“tranquilizantes”)

Los barbitúricos –también conocidos como “caramelos”, “bombones”, “barbis”, “demonios azules” o “muñecas”– son una clase de droga que se utilizó inicialmente para tratar la ansiedad e inducir el sueño. Interfieren en las señales químicas del cerebro, lo cual hace que diversas regiones cerebrales dejen de funcionar. A dosis bajas producen euforia, pero a dosis más elevadas pueden ser letales porque inhiben la respiración. La dependencia de los barbitúricos era frecuente cuando estos medicamentos eran de fácil acceso con receta, pero ha descendido drásticamente desde que se han sustituido por otros. Esto pone de relieve el papel que el contexto desempeña en la adicción: si una droga adictiva no es fácilmente accesible, no puede causar mucho daño. Los grupos de expertos de Nutt y su equipo situaron los barbitúricos como la cuarta sustancia más adictiva.

5. El alcohol

A pesar de ser legal en la mayor parte de los países occidentales, los especialistas consultados por el equipo de Nutt lo puntuaron con 1,9 sobre 3. El alcohol causa múltiples efectos en el cerebro, pero en experimentos de laboratorio con animales aumentaba los niveles de dopamina en el sistema de recompensa cerebral entre un 40 y un 360%. Además, cuanto más bebían los animales, más subían los niveles.

Alrededor del 22% de las personas que han tomado una copa desarrollarán una dependencia del alcohol en algún momento de su vida. La Organización Mundial de la Salud ha calculado que, en 2002, 2.000 millones de personas consumieron alcohol, y que en 2012 murieron tres millones por el daño que la bebida causó a su cuerpo. Otros especialistas han clasificado el alcohol como la droga más perjudicial.

NARCONON

El Centro Narconon Los Molinos, esta situado en la Sierra de Madrid, en el entorno del Parque Nacional de Guadarrma.

Narconon, usa un procedimiento de terapia natural, sin uso de sustitutos, el cual da un resultado efectivo, ya que narconon pretende que la persona sea capaz dea frontar la vida, sus problemas, sus actos, en plena conciencia, por esto narconon no quiere el uso de drogas sustituvas, ya que estan, en pricipio, tambien crean adiccion, pero son una via de confrontaciion. Narconon Los molinos, pretende que la persona sea capaz de afrontar todo sin apoyos artificiales. Narconon los Molinos, dispone para ello de un proceso de desintoxicacion, que elimina todos los residuos de drogas en el cuerpo. Con esto la persona recupera su vitalidad fisica. Despues Narconon, dispone de una terapia cognitiva, a base de ejercicios objetivos, que pone a la persona en comunicacion con su entorno inmediato. De esta forma narconon, hace que el individuo vea la realidad tal y como es, sin influencias de sus malas experiencias del pasado.

Despues el programa narconon, dispone de unos cusros de drestrezas para la vida, que son una herramientas fundamentales que narconon usa, para que el indivudo sepa conducirse una vez finalizado el programa narconon.

Narconon cuenta para ello con el centro socieducativo Narconon Los Molinos, con capacida para 20 personas, habitaciones individuales, y con un equipo de profesionales, preaprado para la entrega del programa narconon.

Narconon lleva mas de 30 años trabajando en el campo de las drogodependencias. Narconon es pionero en España en la rehabilitacion de drogas, contado con mas de 3000 personas que ha llevado a cabo nuestro programa narconon, y que ahora puden decir son libres de drogas.

En narconon, trabajamos dependencias al alcohol, cocaina, cannnabis, mariuhana, y otros tipos de drogas que por desgracia inundan nuestra sociedad. Por esto narconon tambien participa en la prevencion de drogas, dando charlas en los colegios a los mas jovenes. De esta forma narconon trata de evitar que los adolescentes caigan en las garras de las drogas.

Narconon, lucha por una sociedad libre de las drogas, donde las personas no dependan de una sustancia para poder sobrellevar la vida.

Narconon hace a la persona mas fuerte, hace que se valore mas, hace que tome respisabildad por el su familia, amigos, etc.