El Raval vive un repunte de la heroína en los meses de verano

  • El nuevo Plan de Drogas lanza un pulso al alcohol: 65.000 ciudadanos tienen una conducta de riesgo

«El aleteo de una mariposa puede provocar un huracán en la otra punta del mundo», dice la teoría del caos. El repunte de consumo de heroína en el Raval de Barcelona este verano no empieza en las antípodas, lo hace en la otra punta de la ciudad, en el el Poblenou. Y no es un aleteo, sino el asesinato de un joven en el Port Olímpic lo que desata un vendaval. La víctima era un miembro del clan gitano de los Baltasares y los autores del homicido pertenecían a otros clanes también gitanos residentes en la Mina y en barrio de Sant Roc de Badalona: los Pelúos, Manuel, Zorros y Cascabel. Como la ley gitana dice que «un muerto se paga con otro muerto» y no hace falta que sea el autor del crimen, vale con llevar el mismo apellido, centenares de personas huyeron de los dos barrios. Muchas familias que se dedicaban al menudeo de la droga. El Ayuntamiento de Barcelona sospecha que parte del trapicheo se ha trasladado al Raval, por eso los meses de junio y julio ha habido un repunte del consumo de heroína en el centro de la ciudad. «Si lo normal era recoger entre 1.000 y 1.400 jeringuillas al mes en el Raval, en junio y julio se recogieron casi 2.000, aunque en agosto volvió a bajar», explicó ayer la teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laia Ortiz, durante la presentación del Plan de Acción de Drogas 2017-2020, que por primera vez incluye el riesgo a las adicciones tecnológicas, como el móvil, y en el que han participado 300 profesionales.

Pese a que el menudeo en los pisos del Raval y el repunte del consumo en sus calles ha tenido un gran eco mediático, el consumo de heroína en la ciudad no crece, se mantiene estable. Mientras que en 2004 se recogían 14.000 jeringuillas en la ciudad cada mes, el año pasado se recogieron unas 2.000.

El alcoholismo sigue siendo de largo la adicción más extendida y que más daño causa. El 45 % de los cuidadanos que durante 2016 inició un tratamiento en algún centro de la red de atención a las adicciones fue por alcoholismo, 1.337 hombres y 527 mujeres. Mientras que un 17 % empezó un tratamiento por consumo de cocaína y un 16%, por heroína.

200 atendidos por chemsex

El Plan de Acción sobre Drogas que tiene más de 30 años de recorrido busca prevenir y reducir el consumo de drogas y sus repercusiones. El alcohol es la adicción que más preocupa, porque afecta a todas las edades, al 5 % de los hombres y al 4 % de las mujeres hacen un consumo de riesgo. Por eso, se han creado recursos específicos para atender a las mujeres que además tienen riesgo de sufrir violencia y abusos. El 30 % de los alumnos de 4 º de ESO y el 50 % de Bachillerato admite haber tenido relaciones sexuales bajo los efectos del alcohol y de estos, entre el 70 y 90 % no utilizó preservativo.

El «chemsex», un fenómeno casi exclusivo de la comunidad gay que va de consumir varias drogas para tener sexo durante un largo periodo de tiempo, se aborda por primera vez en el plan tras atender 200 casos en 2016.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s